XXVII.- La mejor herencia

Al ser originario de un pueblo de 100,000 habitantes, crecí creyendo que vivía en el centro del Universo, pero luego conocí la capital del Estado de Jalisco que es Guadalajara y me di cuenta que había ciudades mucho más grandes que la mía. En mi pueblo que es Zapotlán El Grande, se vivía tranquilo y había solo 2 instituciones de Educación Superior, una era la Universidad de Guadalajara y el Instituto Tecnológico de Ciudad Guzmán, donde cursé mi Licenciatura. En la U de G había carreras de Veterinaria y Enfermería. En el Tec solo había carreras de Ingeniería en Electrónica y en Mecánica además de las Licenciaturas en Administración, Contaduría y Sistemas computacionales.

Si mal no recuerdo, al tener un espectro muy limitado de carreras, algunas familias de la región, hacían un esfuerzo muy importante para mandar a sus hijos a estudiar fuera de su lugar de origen, lo que implicaba aparte de los gastos propios de la escuela, comidas, hospedaje, transportes, etc.

Por lo tanto, muchas personas veían como imposible cumplir el sueño de sus hijos que querían estudiar una carrera diferente a las que había en el pueblo. Era un privilegio que muy pocas familias podían darse el lujo; pero luego crecí un poco más y me di cuenta que aún quienes vivían en la capital tenían dificultades para ingresar a una carrera y menos si era de las de mayor demanda.

La única opción era la educación privada, ya sea en Guadalajara o en el DF, o ¿por qué no? en el extranjero, pero ¿quién estaba preparado para todo este gasto? La respuesta es NADIE. Ante ese escenario la educación superior era un tema de muy pocos privilegiados que no necesariamente por su capacidad intelectual, sino más bien por un tema de recursos financieros.

Bien sabemos todos que la mejor herencia que podemos dejar a nuestros hijos es la educación; de un tiempo hacia acá, he venido hablando con muchos amigos y clientes de la necesidad de crear un plan de ahorro para este propósito y que al mismo tiempo proteja a la familia en caso de fallecimiento de los padres.

Existen instrumentos muy seguros y herramientas muy interesantes que pueden ayudar con este tema que a todos los padres nos preocupa. Pregunta por ellos y te darás cuenta que hay una opción para cada bolsillo.

Recuerda que el ahorro siempre te dará tranquilidad y seguridad. Tienes ideas que nos puedan servir? Escribe a mi Twitter ó mail y síguenos en Facebook. Victor Manuel Cárdenas Cuevas Asesor Profesional de Seguros e Inversiones. Twitter: @VmsegurosVictor Mail: [email protected] Facebook.com/VMSegurosFace