VIII.- Abril, mes de declarar impuestos. Personas físicas.

Si hay un tema que nos hace doler el estómago a todos, es hablar de impuestos; entendamos que es obligación de los Mexicanos contribuir con el Gobierno para el gasto público, pero también a veces el mayor disgusto es porque no vemos aplicados estos recursos en obras que mejoren el nivel de vida de la sociedad, pero sí vemos cómo se enriquecen los políticos injustificada y descaradamente; todos sabemos que el mejor negocio es meterte de político. Por ello el gran descontento de la sociedad y la poca cultura de pagar impuestos, sin embargo, esto no exime nuestra responsabilidad.

El día de hoy hablaremos acerca de la Obligatoriedad de hacer declaración de impuestos para Asalariados o bien para los que tienen negocio propio; y también recordar que tenemos serias consecuencias legales por no hacerla, o bien, hacerla parcialmente o hacerla mal.

Como siempre, lo ideal es tener un muy buen contador cerca o de preferencia un asesor Fiscal, quien deberá hacer una evaluación de la situación de cada persona. Él sabrá apoyarte con los montos y cantidades según el tipo de contribuyente que seas.

Nunca busques alguien que te ayude a no pagar impuestos, o a evitar pagarlos; lo ideal es quien te ayude a buscar estrategias legales para pagar lo justo.

Una estrategia es tener gastos personales deducibles, por ejemplo: gastos médicos, dentales, seguro de ahorro para el retiro, los intereses pagados a créditos hipotecarios, colegiaturas, gastos funerales, entre otros.

Otra estrategia es facturar todos los gastos relacionados con la actividad económica propia para generar ventas.

¿Cacería de brujas?

El escenario es el siguiente: México depende de los ingresos por venta de petróleo, el cual ha bajado aproximadamente 50% comparado con el año 2014. Entonces no hay más de dónde sacar dinero, se suben las tasas de ISR (una de las más altas del mundo) para que los mismos contribuyentes ahora paguen más y se disminuyen los gastos deducibles.
Nuestra base de contribuyentes es muy pobre y la cultura de pago de impuestos está por los suelos, así que se visualiza una seria redada contra los que no pagan, los que evaden y los que pagan mal.

En cualquier caso, lo recomendable es PAGAR; así es amigo mío, si quieres dormir tranquilo y tener salud estomacal, no dudes; Dios perdona, Lolita NO.

Y por más dolor que nos haga el pensar en qué manos van a parar esos impuestos, tengamos fe en que habrá un día en que las cosas van a cambiar y que ahora sí, nuestros impuestos se verán reflejados en un mejor nivel de vida para nuestro pueblo.

¿Tienes ideas que nos puedan servir? Escribe a mi Twitter ó mail y síguenos en Facebook.

Victor Manuel Cárdenas Cuevas
Asesor Profesional de Seguros e Inversiones.
Twitter:   @VmsegurosVictor
Mail:   [email protected]
Facebook.com/VMSegurosFace